Ciudad de México (www.guerreros.mx).- En duelo que permaneció cerrado durante siete episodios, Oaxaca aprovechó rally de tres en la octava para llevarse el encuentro 7-5 ante los Diablos Rojos y conquistar su quinta victoria de la presente campaña de la LIM.

Como sucedió en el primer encuentro, los Guerreros abrieron la pizarra en el primer inning con tres anotaciones, que se dieron después de una polémica decisión de los umpires que el manager Miguel Ojeda salió a reclamar, para después ser expulsado. Entonces los pingos recortaron una anotación cuando con casa llena Daniel Jiménez dio fly de sacrificio con el que Carlos Castellanos timbró en pisa y corre.

Después de eso, los abridores de ambos lados (Edgar Polanco por Guerreros y Ariel Gracia por Diablos), mantuvieron el control del juego y colgaron ceros, hasta el cuarto rollo, cuando los Diablos volvieron a timbrar.

En esa entrada los colorados recortaron distancias con un fly de sacrificio de José Maciel, y en esa misma jugada los Guerreros se encargaron de terminar con la entrada al realizar un triple play. El jardinero izquierdo Mario Cabrera realizó el primer out, tiró a tercera para evitar que el corredor (Carlos Pacheco) llegara a la base, lo siguió y lo tocó antes de que regresara a la segunda y después tiró a primera donde Andrés Moreno tocó a Sergio Soto para consumar el tercer out.

El pitcheo entonces volvió a tomar el control de las acciones, manteniendo un cerrado 3-2 en la pizarra, que cambió en la alta de la séptima entrada. En ese capítulo los Guerreros de despegaron 4-2 cuando Mario Cabrera llegó al plato con un error del primera base (Sergio Soto).

Y para no quedarse atrás, la Novena Escarlata respondió inmediatamente. Sergio Soto pegó sencillo y anotó cuando José Maciel dio doblete al fondo del izquierdo, para que la pizarra luciera un 4-3.

En la octava Andrés Moreno impulsó la carrera número cinco para la tribu zapoteca en la octava entrada con sencillo remolcador al central, Mario Cabrera se encontró los sacos congestionados y trajo dos más a la goma para aumentar su ventaja 7-3.

El México nunca dejó de pelear, y en la novena ya con dos fuera el capitalino, Yael Romero conectó limpió doblete ante el cerrador visitante  que acercó al México, pero Jesús Navarro apretó el brazo y preservó la ventaja de la tribu zapoteca. Oaxaca se llevó el segundo 7-5 y aseguró la serie en el “Diamante de Fuego”.

X